El 2024 será por el momento, un año en que los precios del alquiler se mantendrán de forma a que parece que seguirá habiendo mucha más demanda que oferta.

Las constantes medidas regulatorias pueden ser la base de este desajuste inmobiliario
que ha provocado la desaparición del inversor inmobiliario y una retirada significativa
de propietarios que alquilan sus inmuebles también debido a la sobreprotección que
hoy tienen los inquilinos.

Ello ha provocado un claro cambio de rumbo para muchos propietarios y
patrimonialistas que se han decantado por el alquiler temporal que ha encarecido la
media de precios de alquiler
en Barcelona.

En cuanto a la compraventa de inmuebles con la bajada de tipos y de inflación, sí se
prevee mejores perspectivas en cuanto a transacciones de compraventa de inmuebles
confiere.

Instagram
Facebook
LinkedIn
Tiktok