Entrada Extracto

Por motivos obvios, a muchos propietarios les gusta invertir en inmuebles y muchos, viven de las rentas que sus inquilinos les pagan. Sin embargo, en ocasiones los propietarios se enfrentan a un inquilino que no cumple con sus obligaciones financieras.

Bajo criterio profesional, si un inquilino con el que existe relación contractual deja de pagar, es la situación más compleja en estos casos porque es el proceso más lento en términos jurídicos y la ley protege al propietario pero también mucho al inquilino. Un inquilino que no paga es causa de resolución contractual pero no siempre quieren deshabitar el piso tan fácilmente.

La resolución de este conflicto cuenta con un plazo mínimo de resolución no inferior a 1 año.

Desde Trias Barcelona te recomendamos 4 trucos para echar a un inquilino que no paga:

Cosas que no debes hacer frente a un inquilino moroso: cambiar la cerradura, cortar los suministros, no mantener la casa habitable, amenazas…violencia verbal o física.

En Trias Barcelona intentamos minimizar el margen de error consultando el fichero de inquilinos morosos y ayudamos a nuestros propietarios con seguros de impago bien competitivos, con buenas coberturas que responden muy bien en caso de conflicto.

Instagram
Facebook
LinkedIn
Tiktok